10 consejos para superar tu primer día de empleo

10 consejos para superar tu primer día de empleo

El primer día de trabajo puede ser bastante complicado y estresante, especialmente si se trata de tu primer empleo. No sabes muy bien cómo actuar, cómo serán tus futuros compañeros/jefes, te haces mil preguntas… Durante el verano muchos jóvenes que acaban de terminar la universidad inician su búsqueda de prácticas en empresas para seguir formándose, y como el verano está a la vuelta de la esquina, vamos a ver algunosconsejos para superar con éxito el primer día de trabajo (o de prácticas).


En primer lugar, ten en cuenta que si te han elegido a ti de entre todos los candidatos, es porque cumples con el perfil que busca la empresa. Utiliza este pensamiento para calmar un poco los nervios. Una vez lo tengas claro, vamos a ver una serie de consejos útiles para tu primer día de trabajo.

1. Cómo vestirse: seguro que te has estado peguntando qué ropa debes ponerte en tu primer día de trabajo. Si has hecho unaentrevista personal en la empresa, habrás visto qué tipo de vestimenta llevan los trabajadores. Si eres chico y has visto que en la oficina todos llevan traje, ese será tu atuendo de trabajo. Para las chicas es igual,fíjate en qué tipo de ropa llevan. Si no has visto a ninguna persona que lleve vaqueros, evítalos. La clave es no desentonar. Eso sí, ante la duda siempre es mejor preguntar antes de llegar el primer día.

2. Puntualidad: está claro que llegar tarde el primer día de trabajo es un gran error, aunque tampoco es necesario llegar media hora antes. Puede que la persona encargada de acompañarte durante el primer día tenga que preparar cosas antes de tu llegada, y el hecho de que estés ahí media hora antes le resulte incómodo. Procura llegar 5 minutos antes.

3. Prestar atención: el primer día de trabajo te presentarán a tus compañeros y te explicarán las cosas básicas que vas a tener que hacer en los próximos meses. En ocasiones esto puede ser mucha información para un solo día, por eso es importante que si tienes alguna duda preguntes en el momento. Es preferible preguntar a decir que te has enterado y preguntar eso que “habías entendido” una hora después. Apunta las tareas, nombres, claves, etc. que te vayan dando. Eso sí, pregunta cosas lógicas y procura apuntar la solución a tu problema para no tener que volver preguntar lo mismo

4. No te aísles: especialmente si eres una persona tímida y te cuesta entablar conversación con personas que no conoces, lo más probable es que tiendas a quedarte sentado en tu ordenador sin moverte para nada. Es recomendable que intentes hablar un poco con tus compañeros, preguntarles dudas, etc. Si vas a tomar un café, procura hacerlo con ellos y aprovecha ese descanso para entablar conversación. Interésate por el trabajo, sus experiencias, etc.

5. La toma de decisiones: es bueno que en el primer día de trabajo se demuestre confianza y decisión a la hora de hacer las cosas, pero hay ciertos límites. Si te piden que hagas una cosa pero no tienes muy claro cómo hay que proceder, pregunta. Es tu primer día, por lo tanto es normal que no sepas muy bien cómo hacer ciertas cosas. 

6. ¿Descanso?: normalmente hay un momento en el que los compañeros se toman un breve descanso para tomar un café. Durante tu primer día de trabajo puede aprovechar ese momento para socializar un poco con tus compañeros. Lo normal es que sean ellos los que te inviten a acompañarles. 

7. Respeta los tiempos: Si te piden que tengan listo un informe o cualquier otra cosa a una hora determinada, es conveniente que le des prioridad a eso, aunque a ti no te importe emplear más tiempo en hacerlo, seguramente la persona que te lo ha pedido lo necesite para ese momento y no para más tarde.

8. Distracciones: en muchas oficinas es habitual que los trabajadores escuchen música con los cascos. Si lo haces, asegúrate de que escuchas bien a los que tienes alrededor cuando te hablan para que no tengan que llamarte a gritos más de una vez. En cuanto al móvil, el primer día de trabajo es conveniente dejarlo en silencio y guardado. No sabes si estará bien visto utilizarlo durante las horas de trabajo, por lo que pasarte la mañana enviando mensajes o viendo tus redes sociales no es recomendable.

9. Participa: Aportar ideas es bueno, pero no intentes imponer tu criterio nada más llegar para que vean que sabes mucho. Escucha primero y en base a lo que se exponga, pon tu granito de arena. A lo mejor lo que propones no está en la línea de lo que busca la empresa en ese momento, pero si está bien fundamentado y tiene lógica, demostrarás iniciativa.

10. La hora de salida: se supone que tendrás un horario fijado de entrada y salida, sin embargo, la hora de salida puede ser más flexible que la de entrada en muchas ocasiones. Asegúrate de que has terminado todo el trabajo antes de irte, procura no dejar las cosas a medias y no seas el primero en irte.Avisa siempre de que te vas y, antes de hacerlo, pregunta si necesitan que hagas algo más, eso demostrará interés por el trabajo. 

Todos tus compañeros e incluso tus jefes habrán tenido un primer día de trabajo, no eres el único. Lo fundamental es tener confianza y transmitirla a los demás. Procura calmar los nervios antes de entrar y, sobre todo, utiliza la lógica y el sentido común: estás en un trabajo, ya has dejado la universidad.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )