Decana: la Universidad de Oriente está al borde de un cierre técnico

Sin presupuesto ni para cambiar una llave dañada se encuentra actualmente el Núcleo de Anzoátegui de la Universidad de Oriente (UDO), según informó la decana María Teresa Lattuca en rueda de prensa. Añadió que de seguir dichas limitaciones, la institución sufrirá un cierre técnico.

Explicó que la universidad no puede funcionar si por falta de dinero no se hacen los trámites más básicos como sacar récord de notas, planillas para notas o asistencia, entre otros, por falta de papel y tóner, como tampoco acometer las reparaciones de cualquier falla en las instalaciones.

Indicó que actualmente están suspendidas todas las compras en el núcleo, porque este no ha recibido “ni un centavo” para gastos operativos. Añadió que sólo les han asignado recursos para el comedor, transporte y becas, pero estos han sido deficitarios.

Especificó que al mes recibe 4 millones de bolívares para la comida del comedor cuando los gastos semanales por este rubro superan los 3 millones, lo que suma un monto mensual de 12 millones. “Hay 8 millones de déficit sólo en el comedor”. Comentó que además el dinero llega tarde. “Se necesitan 220 millones al año y solo asignan 44 millones”.

“Ni para dos baterías alcanza”, aseveró Lattuca, respecto a la asignación de 800 mil bolívares para transporte. Consideró que con los precios del mercado no se pueden poner a funcionar las unidades de la universidad, que en la actualidad están paradas.

Sin imputados

En cuanto a la seguridad, Lattuca afirmó que desde que ocupa el cargo han tenido “infinidad” de reuniones con representantes de los cuerpos de seguridad, además de haber realizado múltiples denuncias, de las cuales no ha recibido respuestas.

Aclaró que el recinto es inviolable y que es responsabilidad del Estado resguardar el perímetro externo de la universidad de manera constante . Añadió que el Consejo Universitario aprobó el patrullaje interno en horas de la noche y los fines de semana.

La decana criticó que tras las más de 40 denuncias que hizo la universidad en 2015 y de las 10 que van en 2016 no haya ningún imputado, ni dado información sobre los avances en las investigaciones.

Poco dinero

El coordinador de Seguridad, José Reyes, recordó que en una ocasión detuvieron a dos trabajadores de la universidad con cuatro compresores robados y fueron liberados con la excusa que eran padres de familia y que el monto robado no resultó tan alto para juzgarlos. Dijo que casos como esos han ocurrido en varias oportunidades.

Afirmó que semanalmente asiste a las mesas de seguridad en la gobernación, por lo que se mostró sorprendido de que Moreno hiciera ver que la universidad no hace nada para enfrentar a los delincuentes.

CATEGORIES
Share This