FAPUV: En el día del profesor universitario, activos en la lucha autonómica

FAPUV: En el día del profesor universitario, activos en la lucha autonómica

fapuv logoEste 5 de diciembre se celebra el DÍA DEL PROFESOR UNIVERSIARIO, conmemoración instituida por FAPUV, de común acuerdo con el CNU, porque en esa fecha, en 1958, el Presidente de la Junta de Gobierno, Profesor Edgar Sanabria, a través del Decreto Ley N° 458, le devolvió a la Universidad venezolana su AUTONOMÍA, con amplitud similar a la contenida en los Estatutos Republicanos elaborados por la Universidad de Caracas (hoy UCV), y promulgados por el Libertador Simón Bolívar, en 1827.

La autonomía universitaria, motor histórico de la vida y las luchas universitarias en Venezuela, tiene rango constitucional desde 1999 (CRBV, Art 109). Lamentablemente, durante los últimos años, el gobierno ha pretendido aniquilarla a través del cerco presupuestario; la intervención de universidades (UNELLEZ, UNELLARG, UNESR Y UNEFM); la interrupción por vía judicial de los procesos de elección democrática de las autoridades en aquellas universidades que no fueron directamente intervenidas; las agresiones a sus comunidades por grupos violentos reivindicados públicamente por altos personeros del gobierno nacional, y la creación de universidades sin autonomía ni democracia.

Además de la escalada contra su autonomía, el comportamiento del gobierno hacia las universidades se ha caracterizado por:

  • Incumplimiento de obligaciones laborales y del instrumento de convenimiento de los profesores universitarios, las NORMAS DE HOMOLOGACIÓN.
  • Desconocimiento de la legítima y mayoritaria organización gremial de los profesores universitarios, la FAPUV.
  • Excesiva mezquindad presupuestaria, cuya consecuencia es el deterioro de las instalaciones, las dificultades financieras para garantizar el bienestar estudiantil, la congelación de cargos, el cierre de cátedras y líneas de investigación, y la imposibilidad de crecer.

Este grave decaimiento de la actividad académica, con el peligro inminente de hacer inviables nuestras universidades, condujo a FAPUV, por decisión mayoritaria de sus bases, en este año que termina, a profundizar las luchas y exigir al gobierno un cambio de política hacia las universidades, para salvarlas. Al conflicto universitario, impulsado inicialmente por el gremio profesoral, se sumó el movimiento estudiantil con sus propias consignas, por providencias estudiantiles y calidad académica. La medida del cese de actividades hasta obtener respuesta, se acompañó de grandes marchas, huelgas de hambre, la kilométrica caminata Barquisimeto-Caracas, concentraciones, cortes de ruta y clases magistrales, entre otras acciones del amplio repertorio de la protesta popular.

El conflicto universitario se hubiera podido evitar si hubiese mediado el interés y la voluntad para ello por parte del gobierno nacional. El inicio de conversaciones, la firma de una DECLARATORIA entre el MPPEU, FAPUV y AVERU, en la cual se reconocen nuestros derechos laborales y constitucionales, y la invitación gubernamental a FAPUV para participar en las mesas de diálogo, motivó la decisión de nuestro gremio, en asambleas de profesores, de suspender temporalmente el cese de actividades. Hoy, nuevamente está en manos del gobierno evitar la profundización y generalización de una nueva fase del conflicto, dada la situación actual:

  • No se ha iniciado la discusión de las Normas de Homologación entre FAPUV y el CNU.
  • El Viceministro de Planificación del MPPEU ha desconocido en reunión con los jubilados la declaratoria suscrita.
  • Las mesas de presupuesto y calidad académica no han sido convocadas; las reuniones de la mesa de deudas son suspendidas por inasistencia de las demás federaciones y no hay respuesta a los reclamos formulados por escrito y sólidamente documentados presentados por FAPUV; las demás mesas no están siendo convocadas.
  • El MPPEU, desconociendo el reclamo presentado en el mes de agosto por FAPUV en relación con la grave discriminación al personal jubilado causado por la mal llamada Convención Colectiva “Única”, (la cual FAPUV no suscribió ni va a suscribir) publicó un comunicado en el que se pretende saldar tan grave discriminación con la consideración de que el personal jubilado o pensionado beneficiado con “una pensión o jubilación equivalente a 100% de su remuneración, no deberá contar con una pensión integral menor al salario establecido en la tabla del personal activo con dedicación categoría o grado equivalente.” De esta manera, se lleva el monto de la jubilación, que debe ser integral, al salario básico del personal activo, desconociéndose todos los demás beneficios que también son salario y que le corresponden en igual medida a nuestros jubilados y pensionados.   Lo justo es que se proceda a la reestructuración de las jubilaciones en idénticas condiciones a la que se hizo con el personal activo.
  • Una inflación en 2013 de alrededor de 50% no puede ser compensada con el ajuste de 25% previsto para 2014. Es ineludible la discusión de las Normas de Homologación 2014-2015.

La buena noticia es que el Ministro ha concedido a la FAPUV la audiencia solicitada, cuya realización está prevista para el próximo  mes de diciembre. Ojalá ella sea la oportunidad para profundizar en el diálogo y solucionar el conflicto, que es lo que queremos y lo que necesitan la Universidad y el país.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )