“No podemos darnos el lujo de comprar un libro”

Quienes tienen a su cargo la educación de los futuros profesionales del país en la Universidad de Oriente (UDO), Núcleo Anzoátegui, han dejado a un lado sus distracciones y “lujos” para destinar casi la totalidad de sus ingresos a la compra de los productos de la Canasta Básica Familiar (CBF).

Luiggi Cotellessa, quien tiene 27 años encargado de la cátedra Diseño 7 en la carrera de Arquitectura, mencionó que en los últimos dos años ha tenido que hacer colas en los abastos para tratar de adquirir los alimentos los precios más económicos posible. Dijo que en algunas semanas no ha comprado carne por su costo “tan elevado”.

Descuentos
La docente de Matemática Financiera y coordinadora de Servicio Comunitario, quien prefirió no identificarse, comentó que las deducciones del salario se han convertido en un problema.

Señaló que el sueldo base de un profesor asistente está por el orden de los Bs 21.000, pero ella debe hacer “maromas” con Bs 13.000 que es lo que percibe después de los descuentos.

Recordó que acostumbraba visitar las librerías todas las quincenas y siempre se llevaba un texto. Dijo que el último que leyó se llama Rafael Jaguar.

“Pero ya ni me acerco a las vidrieras de esos sitios, porque los profesores no podemos darnos el lujo de comprar un libro”.

Refirió que suele adquirir sólo lo necesario para comer. I
El ingeniero Edgardo Sánchez se desempeña como profesor instructor desde hace seis meses en la UDO. Señaló que alquila una habitación en el sector Pascal de Puerto La Cruz. Además costea un curso de inglés, clases de taekwondo y la mensualidad del gimnasio.

“Hago esas cosas porque soy soltero, pero quienes tienen un grupo familiar se privan de muchas actividades”.

Refirió que además trabaja en una obra como ingeniero residente. Dijo que con el salario que percibe allí suele costear sus gastos prioritarios, porque los depósitos de la UDO no tienen fecha fija.

Una forma de cubrir los gastos en su totalidad es con las tarjetas de crédito. Así lo aseguró la profesora Yoselina Rondón, quien genera ingresos “extras” a través de cursos de postgrado, pero mencionó que permanece endeudada porque debe pagar la mensualidad de los préstamos del banco.

Más de 20 mil Bolívares
Según el profesor Luiggi Cotellessa, en un grupo familiar de cuatro personas, cada uno debería ganar más de Bs 20.000, porque de acuerdo con el informe más reciente del Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), el valor de la canasta básica es de Bs 78.611,65.

Guerra económica
Glenys Lárez, miembro del Consejo Universitario, acotó que sus ingresos mensuales los emplea en obtener comida y artículos de higiene personal. Mencionó que en el país hace falta más producción, “porque el dinero está pero no se consigue comida debido a la guerra económica”.

CATEGORIES
Share This