OPINIÓN: “LA PRIMERA SEMANA” POR ANGELO URBAEZ.

Bien es cierto, que las primeras semanas de clases se le suelen llamar “Nulas”, pero dudo que este sea el termino ideal, es como un cambio, en donde se invierten los polos de lo que normalmente suele pasar, los alumnos vienen en masa, los profesores, vienen, pero en pequeñas masas.

Largas colas – Como siempre – se formaban en las puertas de los salones, y este hecho se podía notar con mayor fuerza en el área de Básico, donde caminar a cierta hora de la mañana, era aprender a manejar entre conos de seguridad, muchos fiscales y una que otra pared de contención.

“¿Por qué?”

¿Acaso es una tradición que año tras año se tiene que repetir – Atrasando desde los comienzos, al semestre entero y produciendo una congestión, y hasta recortes de unidades para dar en clases- Esta ausencia en algunos profesores?

La “Flojera”

Un estudiante Regular, sabría muy bien lo que esta “Tradición” causa, pero un Nuevo Ingreso, entra ilusionado con ver clases en su horario, salir y poder desayunar algo, y luego otra vez a ver clases, pues no es así, luego de una larga espera para poder saber cuando era el inicio de clases, hay profesores que simplemente, no asistieron a sus actividades, teniendo a 40 jóvenes fuera de un salón… Fue mejor quedarse otro día más, dormido.

 También están los que van al núcleo, pero se quedan contando como le fue en esas vacaciones al colega, o mejor, viendo a los nuevos ingresos y ver como estos son chalequeados por los regulares, mucha ética se respira en el ambiente.

 Pero es mejor la ética correcta, la cual sientes al ir a tu salón correspondiente, y notar, que pueden pasar 20 minutos, pero tu profesor llegará aunque sea, para verte la cara y darte una pequeña charla de lo que piensa – Así debería ser la mayoría-.

 Por parte de estos profesores, podemos recibir muchas quejas, sobre su sueldo, sobre su vida, sobre la universidad y su vida, sobre ellos y sus colegas, pero los estudiantes también tenemos una vida y por la cual, pasamos cosas iguales aunque puedan tener una que otra diferencia, ¿Qué les cuesta llegar temprano, y estar desde la primeras semanas a los profesores? – Salvo aquellos que tengan razones que se les escapen de sus manos- Contamos con un atraso gratis, gracias a la mala organización, pero a veces pareciera, que de tantas quejas, se les olvida aportar, un poquito más.

 Estos son los mismos profesores, que alegan mil y un detalles, para las últimas semanas de clases, llenarnos de evaluaciones, cuando con organización, y con voluntad, todo eso se puede evitar, y ese atraso se podría dejar para un “Ayer” y comenzar un nuevo Mañana.

 Y tú ¿Vistes todas tus clases? Si tu respuesta es “Si” felicidades, tu horario fue uno de los pocos afortunados.

Gracias por leer, también puedes leerme en http://angelourb.blogspot.com/

TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )