OPINIÓN: “CHAO, CON PIEDRAS Y PARCIAL EN MANO” POR ANGELO URBAEZ.

Se acabaron las clases, noticia vieja para todo aquel que esté informado y otra carta repetida en la mano de quienes ya han vivido lo que por “tradición” se vive en nuestra universidad en la víspera decembrina cada año. Al parecer los objetivos fueron alcanzados, si suspender las clases era el punto, pero lo que presenciamos tres días seguidos en esa ultima semana, no se podía comparar con huelgas de obreros o un paro de 24 horas, la primera diferencia que tomamos es que en las anteriores, no había necesidad de taparse la cara con una camisa, arrojar piedras a los policías, incendiar zonas especificas de la universidad y muchas bombas caseras.

Mientras las horas pasaban, la mayoría sabía lo que le convenía
“-Si no quiero caminar, mejor me voy ahorita.”
Otros, querían ver, una atracción así y la adrenalina que produce más el hecho de estar con tu grupo de amigos, lo hace todo más divertido. Al final y en horas de la tarde, el show comenzaba con detonaciones, las cuales para nuestros amigos de Básico ya eran costumbre. No importaba, igual el show principal siempre venia cargado de nuevos segmentos, entre estos las piedras y mejores bombas, no solo de gas, sino incendiarias, no olvidemos la contraparte, que en este caso vendría siendo PoliAnzoátegui, los cuales combatían como podían aunque con cierta limitaciones, limitaciones que llegaron hasta cierto punto.

Este grupo de “encapuchados” así se les llamó en las redes sociales mientras que otros los llamaban “manifestantes” alegó como Tema De Lucha, ciertos puntos que se relacionaban con los Intensivos pasados, lo cual en ese caso, si se podía decir que “manifestaban”, pero vayamos a la definición de manifestar:
De forma breve se puede decir que manifestar es dar a conocer a una persona una opinión o sentimiento, también tenemos que puede ser; expresar o hacer evidente algo. Por ningún lado habla sobre violencia, alteración del orden, o taparse el rostro para evitar ser reconocidos, querían expresar algo, pero no algo bueno y por lo tanto esa excusa puesta en uno de los carteles en el portón de la universidad es totalmente falsa.

Todo esto paso mientras las cámaras de seguridad servían de adorno para navidad.
Y es que aunque las cámaras se pueden observar al entrar y en la parte de arriba de nuestra biblioteca, parece que en ese momento las pilas triple A no dieron para más y todo quedo en negro, nada pudo ser visto. Ahora, si de verdad funcionan las cámaras, uno de los puntos a ser discutidos es lo que hay en esas grabaciones. La comunidad estudiantil de la U.D.O. debe tener acceso a lo que esas cámaras graban y saber si de verdad funcionan… pero eso está lejos de concretarse.

Heridos, “encapuchados”, policías, y los espectadores, yo fui uno de los espectadores el segundo día, pensé en tomar varías vías de “salida” pero antes de poder hacer eso, en altas horas de la tarde ya todos tenían puestas sus camisas y franelas, nadie había lanzado ni una piedra y los policías esperaban afuera cazando, esperando ver a alguien y con ganas de poder llevárselo, imagino la frustración, es como buscar una pelea con un menor y tú siendo mayor, sabes que te puede denunciar y que la satisfacción de golpearlo no vale tanto como para ir preso.

Al final, las autoridades se fueron a Consejo De Núcleo De Emergencia, para dar una noticia que a menos yo, y creo que la mayoría, esperaba, y no por ser la mejor, pero si porqué es la única que podían tomar a sabiendas que no pudieron controlar estos hechos dejándolos llegar al 3er día consecutivo.

Algo que no vemos, cuando sale la noticia de no más clases, es que todo es una cadena, la cual ha venido desde mucho tiempo atrás y de la cual formamos parte, queramos o no. Ahora esperemos luego de las vacaciones una muy fuerte rutina académica, muchos parciales y más aun los que habían quedado pautados, no olviden, “si no fue ésta clase, será la próxima vez que nos veamos, ahora, saquen sus hojas, lápiz y borrador.

Muy lamentable los actos de violencia, los cuales dejaron heridos, tantos aquellos que participaron como aquellos que miraban… lamentable que apoyen estos actos, también es lamentable que a estudiantes de la U.D.O. se les llamen Delincuentes,  es lamentable como la razón a estos jóvenes se les viniera tan abajo, como para creer que con la violencia se podía resolver algo.

Momento de pasar este tiempo para reconsiderar, distraernos un poco para luego volver a donde estábamos, enfocados por conseguir una meta, por unos objetivos sin olvidar que tenemos una segunda casa ahora, a la cual debemos cuidar, es en ella donde viviremos momentos que luego quedarán… no dejemos que sean momentos como los ocurridos esos tres días, los únicos que vayamos a recordar.

¡A recargar baterías!

Gracias por leer, también puedes leerme en http://angelourb.blogspot.com/

TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )