Rectora UDO afirma reconocer derechos adquiridos de agremiados de ASPUDO

Prensa-UDO.- “La Universidad de Oriente nunca se ha desinteresado desde que empezó a aplicarse la Convención Colectiva Única (CCU), de la situación de falta de pago o desmejora de algunos beneficios salariales al personal administrativo con título universitario agremiado en el Sindicato ASPUDO”.

Así lo explicó la Rectora de la Universidad de Oriente Doctora Milena Bravo de Romero en comunicación enviada a la Junta Directiva del Sindicato Profesional de Empleados Administrativos de la UDO (ASPUDO), según mandato del Consejo Universitario, luego de escuchar la exposición de directivos del mencionado gremio en reunión extraordinaria realizada el pasado 3 de octubre en el Núcleo de Nueva Esparta.

Refiere la Rectora que efectivamente mediante oficio enviado al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU), de fecha 5 de agosto del 2013, la Universidad de Oriente, expresó su preocupación por la insuficiencia de los recursos remitidos para el pago de todo su personal, presumiendo que “podría corresponder, entre otras cosas, al pago de esos conceptos a 590 empleados agremiados de ASPUDO (…)”.

Agregó la primera autoridad que la universidad jamás ha desconocido esa relación convencional colectiva y los derechos progresivos adquiridos por el personal administrativo profesional y por todo el personal universitario, que a su vez han sido aceptados y cumplidos por la República, a través, precisamente, del Ministerio y la OPSU, mediante el envío de los recursos para el pago de Normas de Homologación y ajustes de beneficios convenidos en esas contrataciones.

Recordó la Rectora  “tan es así, que a raíz de estas diligencias institucionales, se produjo una reunión, en la sede del MPPEU, con la Lcda. Ana Elisabeth Jaimes Corredor, Adjunta al Director de OPSU, el Dr. Guillermo Sánchez, Consultor Jurídico y su equipo de trabajo,  a la que asistió la Directiva de ASPUDO, en la cual –como ustedes conocen bien- los representantes del Ministerio fueron tajantes en el sentido de que, de acuerdo con la CCU, las diversas categorías del personal universitario deben ganar lo mismo en todas las universidades”.

Es en este sentido, la UDO no ha dejado de reconocer los acuerdos previos a la CCU, “al tiempo que, desde que se inició este asunto, ha abogado por la idea de que, a través de la conciliación de todos los interesados (Ministerio, OPSU, Universidad, gremios), se reconsidere por el Ministerio y la OPSU este caso específico, y se busquen e implementen a la brevedad los mecanismos para resolver un conflicto (…).  No es ni ha sido la Universidad de Oriente (y nunca la Rectora, a título personal) el obstáculo para que el personal agremiado en ASPUDO siga percibiendo los beneficios contractuales de los que ha gozado antes”, afirmó la Rectora.

Quedó recalcado en la comunicación que el Consejo Universitario considera que no es factible, dada la objeción del MPPEU, a través de la OPSU o cualquier otra dependencia, que la Universidad pueda resolver, por ningún medio propio, el reclamo de beneficios de los empleados administrativos con título profesional, pues es el Ministerio, que proporciona los recursos financieros con los que la institución atiende sus compromisos presupuestarios, a donde debe dirigirse la exigencia para la solución.

Igualmente indicó la doctora Bravo de Romero, que el máximo organismo de dirección de la UDO, consideró necesario mantener, en principio y hasta donde sea posible, un trato conciliador sobre el tema, así como propiciar una actuación conjunta con el Sindicato ASPUDO ante las instancias adecuadas y por los medios convenientes y lícitos.

“Hubo, sin embargo, consenso en que no se puede aceptar la violencia contra la Universidad de Oriente como medio para el ejercicio de derechos que deben ser reclamados en otras instancias. Por tanto, esta no permanecerá impasible, aun a pesar de su interés en acompañar el reclamo de ASPUDO, ante hechos de fuerza que pretendan impedir el normal funcionamiento de la institución, siendo su deber establecer las responsabilidades individuales y colectivas de los actores de tales hechos violentos”.

Finalmente, el Consejo Universitario, en su deliberación, estableció, como valor referencial, que al propósito de una colaboración entre la Universidad y ASPUDO, para propiciar una solución adecuada, deben corresponder, de parte de ASPUDO y sus agremiados, idéntica voluntad de no afectar el normal funcionamiento de la institución, ni de ninguna de sus dependencias. “Así, pues, ASPUDO debe reflexionar sobre la correcta dirección de sus acciones y sobre los medios adecuados para encaminarlas (que no pueden ser violentos), a lo cual, en nombre del Consejo Universitario, los invito institucionalmente”.

TAGS
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )