Suspendidas las actividades en el DBE

Suspendidas las actividades en el DBE

Diario El Tiempo – La coordinadora del edificio de Desarrollo y Bienestar Estudiantil en la UDO Anzoátegui tuvo que paralizar las labores en el piso 1 y 2, ante la presencia de polillas.

Nuevamente, el edificio de Desarrollo y  Bienestar Estudiantil (Debe) de la Universidad de Oriente (UDO), Núcleo de Anzoátegui, está en emergencia por la presencia de una plaga.

Esta vez no se trata de un hongo,  como ocurrió en octubre de 2010, sino de comejenes. Estos insectos  ya acabaron con parte del mobiliario  de Secretaría, causaron daños en las paredes de drywall y se “comieron”  las bases de madera de  varios trofeos de la oficina de Deporte.

“No es justo que el área de salud de la universidad esté en estas condiciones. Cuando no es un hongo, son filtraciones o colapsan los drenajes. Ahora es  el comején”. Así lo expresó la coordinadora del Debe, Mariana Salazar, quien informó que ante la proliferación  de   termitas se vio en la obligación de suspender las actividades este viernes, a  fin de que se hicieran  labores de limpieza en el edificio.

“De paso no hay presupuesto para hacer las mejoras. El mismo personal y los alumnos  están colaborando para hacer una fumigación, con apoyo de Jesús Salazar, quien es el supervisor de mantenimiento de  Servicios Generales”.

La medida de suspensión implicó el  cierre temporal del piso 1 y 2 del Debe. Las oficinas ubicadas  en la planta baja,  como  las de Computación Académica y Control de Estudios sí trabajaron normalmente,

Por ahora, la paralización de actividades en las  áreas de peluquería,  consultorios médicos y las oficinas de Deporte y  Orientación, será provisional.

El lunes evaluarán en qué condiciones está el espacio, es decir, si está o no apto para reanudar las labores.

Este viernes, estaban removiendo las colonias que forman las  termitas, para después rociar con  un insecticida comercial, pues según Salazar se comunicaron con la dirección de Salud Pública de Anzoátegui (Malariología), y les dijeron que no tenían nada para atacar a este insecto, el cual  se alimenta de las celulosas que se encuentran en objetos de madera como    muebles, libros, cuadros, puertas,  gabinetes de cocina, techos y terrazas, entre otros.

Solicitó  apoyo a empresas privadas o  instituciones que deseen ayudar a combatir esta plaga.

También se conoció  que varias aulas del departamento de Ingeniería Química, están afectadas por comején.

“La verdad es que en la UDO pasa de todo. Creo que    hacen falta  más recursos, porque hasta las áreas verdes están deterioradas”, comentó el bachiller Ricardo Medina, de la Escuela de Ciencias Administrativas.

Daños físicos

Consultado el jefe de Medicina Tropical de la UDO-Anzoátegui, Antonio Morocoima,   aseguró que las terminatas  no causan daño  a la salud del hombre, sino a  objetos como muebles o  puertas.

“Ellos (comejenes) lo que sí son es fastidiosos y suelen causar  molestias, porque se pueden meter por  la nariz   y  los oídos”.

Del  comején
Las termitas son insectos xilófagos de gran voracidad, que causan    enorme daño en las construcciones de madera. Se denominan frecuentemente polillas, hormigas blancas y comejenes. Existen unas 1.500 especies. Su organización social está altamente desarrollada y construyen colonias en nidos o termiteros de gran tamaño, que pueden albergar hasta un millón de individuos.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )