Vándalos "sabotean" clases de Programación

Diario El Tiempo –  Como “pusilánimes delincuentes universitarios” califican   los docentes a los vándalos que se  han dedicado a “sabotear”  las clases de Introducción a la Programación, que se dictan a los estudiantes de Ingeniería, en la Unidad de Cursos Básicos de la Universidad de Oriente (UDO) Núcleo de Anzoátegui.

El primer acto de vandalismo se registró el pasado 26 de enero. Ese día, ninguno de los seis profesores que están a cargo de esta asignatura pudieron ingresar a las dos aulas con las que cuentan, porque amanecieron con candados y además les aplicaron pega.

Esta acción  se repitió  a las 3:30 pm del   lunes 7 de febrero, con la particularidad de que intentaron  dejar encerrada a una de las facilitadoras de la cátedra  y a los alumnos. El último incidente se registró el 23/2, y  desde entonces los profesores afectados han optado por dar clases en la cancha de fúltbol o en los espacios de la capilla.

Guillermo Imery,  profesor asociado con 22 años de experiencia en la UDO, aseguró que ha visto  “gran cantidad de cosas en el  alma máter”, pero considera que este tipo de vandalismo rebasó el limite. “Recibí hasta una nota de amenaza”.

Su colega Milie Alafif refirió que  fue a ella a quien intentaron dejar encerrada en el aula. “Por suerte la puerta estaba medio abierta, y aunque le echaron pega no se pudo cerrar”.

Realidad 
La materia de Introducción a la Programación cuenta con 17 secciones, seis profesores y una población de aproximadamente  500 alumnos, del 3ero y 4to  semestre  de Ingeniería. La asignatura exige  teoría y práctica,  pues consiste en la elaboración de software.

Ante los riesgos que corren al usar  la sala de navegación, los docentes han formalizado la  aplicación del sistema IP-101, el cual consiste en  la adaptación de estudios a distancia, es decir,  realizan los exámenes vía internet y luego discuten los resultados, bien sea en los espacios de la cancha de fútbol o en la capilla.

A juicio de Imery, la situación es preocupante y no se puede ser indolente ante lo que ocurre. Exhortó a las autoridades a que le pongan mano dura a este problema.

Descarta que las acciones vandálicas respondan a retaliación, pues afirmó que la mayoría de los alumnos van bien en la asignatura.

Ayer, incluso los estudiantes de la sección 4, estaban sentados en  las gradas de la cancha de fútbol, donde el docente los interrogaba sobre “cómo se debía calcular la distancia entre coordenadas X y Y”.

El bachiller Ronald Magdaleno manifestó su rechazo a los eventos que han ocurrido tanto en la sala de navegación como en el aula A-11, asignadas para  la materia de Introducción a la Programación.

Considera que este tipo de hechos afectan  el curso de la asignatura, “porque nos vemos en la obligación de estudiar por internet. Exigimos a las autoridades  que investiguen y frenen estas acciones”.

La decana del Núcleo, Patricia Mitchell, califica  estas prácticas como “saboteos a las aulas” y “antiacadémicas”, por lo que exhortó a la comunidad udista a que las denuncien formalmente,   para que ellos puedan actuar.

Firmas  por Fontur
En la Universidad de Oriente (UDO), Núcleo de Anzoátegui, ocho movimientos de izquierda tomaron la iniciativa de recolectar firmas para solicitar que coloquen  de nuevo una taquilla del Fondo Nacional de Transporte Urbano (Fontur). Esta  sede dejó de operar desde diciembre pasado, luego de sufrir daños a causa de un incendio que se registró en el cubículo   del grupo estudiantil Más Unidos, que  estaba justo al lado de Fontur. El bachiller Juan Carlos Marín  señaló que la recolección de rúbricas se está haciendo en todas las escuelas y aspiran a recaudar unas 10 mil.

CATEGORIES
Share This

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )